Estudio de la Biblia, el libre albedrío

albedrio

Arminismo, arminio

El estudio de la Biblia es algo que debemos de ejercer constantemente para el entendimiento de la Palabra de Dios, ejercitando así nuestros músculos espirituales. Aquí les tengo un tema sumamente importante a la hora de conocer el verdadero evangelio de Dios en su palabra.

El libre albedrío

Dentro de los temas más comunes en el cristianismo de hoy en día, este es uno de los que más utilizados y errado.

Muchos de los hombres y mujeres que se encuentran en las congregaciones creen en el libre albedrío, la pregunta que me llega a la mente es la siguiente, y la que voy a compartir con ustedes ¿Dónde habla la Biblia del libre albedrío?

Veamos lo que dice la Biblia.

Juan 8:34  Jesús les respondió: De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado.

¿Alguna vez has visto un esclavo libre? Jesús dice: todo aquel que hace pecado, ESCLAVO es del pecado, y también, complementando esto, dice en Romanos 3.23: por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, eso nos dice que todos hemos pecado, por lo que somos esclavos del pecado, por lo tanto el concepto del libre albedrío se cae.

Más adelante en Juan 8.36 en el mismo capitulo nos encontramos con lo siguiente: Así que, si el Hijo os libertare, seréis verdaderamente libres.

Esto quiere decir que si el Hijo tiene que libertarlos, es porque no son libres. Así que ¿Donde queda entonces el concepto del libre albedrío?

Muchos de los arminianos (entiéndase por arminianos los seguidores de Arminio, el pionero de la doctrina del libre albedrío) se apoyan de la siguiente cita bíblica: y no queréis venir a mí para que tengáis vida (Juan 5.40)

Cuando los arminianos explican este versículo, lo que nos dejan dicho es:

1-Que el hombre tiene voluntad

2-Que es enteramente libre

3-Que los hombres deben decidir venir a Cristo por ellos mismos de lo contrario no serán salvos

Lejos de enseñar el libre albedrío, este versículo muestra todo lo contrario:

1-Nos dice que todo hombre esta muerto, porque dice: y no queréis venir a mí para que tengáis VIDA.

2-Que hay vida en Jesucristo: y no queréis venir a MÍ para que tengáis vida.

3-Que hay vida en Jesucristo para todo aquel que viene por ella: y no queréis VENIR a mí para que tengáis vida; implicando que todo aquel que VENGA tendrá vida.

4-También indica que ningún hombre en su naturaleza vendrá jamás a Cristo, porque el texto dice: y NO QUERÉIS venir a mí para que tengáis vida.

En Romanos 3.11 nos encontramos con un pasaje muy interesante que dice:…no hay quien busque a Dios. Indicando que no hay hombre alguno  que pueda buscar a Dios.

¿Porque nadie busca a Dios? Romanos 7.18 dice: Y yo sé que en mí, esto es, en mi carne, no  mora el bien; porque el querer el bien está en mí, pero no el hacerlo.

La Biblia nos refiere claramente que el hombre, en su naturaleza, es enemigo de Dios, Romanos 8.7-8 dice: Por cuanto los designios de la carne son ENEMISTAD contra Dios; porque no se sujetan a la ley de Dios, ni tampoco pueden; y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios.

Nótese que en estos versículos reitera una vez tras otra que el hombre no puede sujetarse a la ley de Dios ni tampoco puede agradarle

Ustedes pensarán entonces que existe una contradicción en la Biblia, porque en Isaías 55.6 dice: Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano.

¿Se contradice la escritura? De ninguna manera, en este versículo las palabras del profeta van dirigidas a aquellos que se vuelven de su mal camino, al impío que cree, o sea, a aquellos en quienes se produce la conversión y arrepentimiento, veamos lo que dice el próximo versículo: 7.  Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar.

Ahora bien ¿Quiénes son los que buscan a Dios?¿Quienes son los que se vuelven de su mal camino? Aquellos que el Padre ha dado a su Hijo, Juan 6.37 dice: Todo lo que el Padre me da, VENDRÁ a mí; y al que a mí viene, no le echo fuera.

Así pues, que los que buscan a Dios son aquellos que el Padre trae, porque dice: Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le TRAJERE; y yo le resucitaré en el día postrero. Juan 6.44

Así pues, concluimos que la doctrina del libre albedrío es una falsedad y que no tiene ninguna base bíblica, y como bien lo dijo Martín Lutero: Si algún hombre atribuye una parte de la salvación al libre albedrío del hombre, no sabe absolutamente nada acerca de la doctrina de la gracia y no tiene el debido conocimiento de Jesucristo.

About these ads

Acerca de estudiodelabiblia

Siervo de Cristo
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Estudio de la Biblia, el libre albedrío

  1. Jesus Manuel dijo:

    “Bendiciones” amigo Alex, me alegra mucho el que hayas tenido el valor de hablar la verdad, “la verdad biblica” Bienaventurados lo que por causa de la justicia son perseguidos…preparate con mucha oracion por que lo que te espera no es facil, vas a recibir mucho ataque y rechazo de los fariseos que todavia estan por ahi. El mero echo de que la predestinacion ya la eleccion de Dios sea un asunto real, no implica q se deje de predicar el “evangelio” al contrario Dios nos manda a exparcir la semilla para que El solo el la haga germinar…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s